Búsqueda personalizada

16 noviembre 2006

Ya estoy cabreado....

Ke leches..., no se si por obra del destino o qué, pero este post no debería estar aquí.

En lugar de éste debía aparecer uno que hablaba de cómo podíamos aprovechar el día, cómo cundía más un día de biblioteca que tres meses en tu casa haciendo el intento de hacer algo, lo que se suele denominar (hacer que haces algo).
Pero no, en lugar de ese post aparece éste. ¿Por qué? ¿Cuál es el motivo? El motivo es una potencia de luz contratada que no soporta la numerosa cantidad de aparatos eléctricos que conviven en mi casa. Además, Blogger, no se si porque se trata de la versión antigua, no dispone de guardado automático de forma periódica (Googleeee!!!!, oidme!!!!, no me hagáis revisar vuestra nueva versión en busca de esa funcionalidad!!!), y en un fallo de suministro se me fué al garete todo lo que había escrito. Yo que iba con buena voluntad a escribir un buen post..... jarrrrr.
En fin, que acabas hablando de la rabia incontenida que tenías ahí en el fondo, casi sin saber de ella, y de repente, con este hecho, te viene a la mente el momento del apagón, el momento en el que un gilipollas te adelanta en línea contínua y tú te acuerdas de su familia, o cuando has ido a sentarte y te has pegado con la p... pata de la mesa en la rodilla (sí, justo en el canto, de tu rodilla y de la pata), o cuando ....
Bueno, a ver si el siguiente post, si me da tiempo :-(, habla sobre algo interesante.

No hay comentarios: